A veces tienes problemas para elegir qué vas a cocinar. Esta es una historia de la vida real.
Conversación con limonysal:
Puedes hacer un guiso siempre. Y si haces pollo al horno, asegúrate de cortar en presas medianas el pollo. Siempre pones unas presotas que es dificilísimo de cocinar.
Yo usé pollo y verduras, y salio bien rico.
Corté el pollo en trozos pequeños (sin hueso, claro) y lo dejé que macere un ratito en sal, pimienta, vinagre y un chorrito que casi ni se nota de vainilla.
Mientras, corté en trozos brócoli, pimiento (a lo largo), vainita, un poco de zuchinni que había, cebolla china, champiñones. Todo lo dejé en un ladito y luego pase a hacer lo siguiente:
  1. En una sartén freí el pollo (o sea, eche a la sartén con aceite el pollo macerado) y se cocino en su propio jugo.
  2. Una vez que ya esta pro lo menos medianamente cocido eché el brócoli, con las vainitas y el zuchinni, le agregue un chorrito de agua y lo tape, dejé que se cocine un poco. No eches mucha agua, que es guiso, no sopa.
  3. Cuando el zuchinni estaba cocinado (pero no deshecho) y las vainitas al dente, eche pasta de tomate. La disolví en los jugos de la cocción y después eche un poco de agua, para que no se queme todo.
  4. Luego eché el resto de verduras y dejé que cocine.
  5. La cosa es que fui echando las cosas según el tiempo de cocción y después probé a ver si faltaba un poco de sal o que más y ya, listo el pollo.
  6. Lo deje cocinando todo tapado, pero moviendo de vez en cuando y como tenia agua aun, entonces lo cociné destapado para que se evapore.
Serví eso con papas doradas pero puedes hacer puré si quieres.

Variante por elmorsa
Usar amargo de angostura en vez de vainilla